Frases Celebres de: Benjamín Franklin

Página 3 de 3 - Resultados 41 - 49 de 49

 El que se enorgullece de sus conocimientos es como si estuviera ciego en plena luz. 

 El corazón del loco está en la boca; pero la boca del sabio está en el corazón. 

 El camino hacía la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro. 

 Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo. 

 De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar con fundamento que será capaz de hacer cualquier [...] 

 Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco. 

 Carecer de libros propios es el colmo de la miseria. 

 Arriba, haragán, no desperdicies la vida: ya dormirás bastante en la sepultura! 

 Aquél que se ama a sí mismo no tiene rival ninguno.