Frases Celebres de: Conde de Lautréamont (Isidore Lucien Ducasse)

- Resultados 1 - 2 de 2

 El elefante se deja acariciar. El piojo, no. 

 No hay nada incomprensible.