Frases Celebres de: Honoré de Balzac

Página 2 de 5 - Resultados 21 - 40 de 90

 El hombre salvaje no tiene más que sentimientos; el civilizado tiene sentimientos e ideas. 

 Los hombres superiores son los únicos que saben amar. 

 Nadie se atreve a decir adiós a un hábito propio. Muchos suicidas se han detenido en el umbral de la muerte al sólo [...] 

 La gloria es el egoísmo divinizado. 

 Nuestro futuro está preñado de respuestas que esperamos con inquieta curiosidad. 

 No existe criatura alguna que no tenga más fuerza para soportar los pesares que para resistir la extrema felicidad. 

 Un hombre nulo es algo horrible; pero hay otra cosa peor: un hombre anulado. 

 El goce de la felicidad empequeñecerá siempre a la felicidad misma. 

 Una muchacha no puede encontrar nunca la felicidad de una vida novelesca, extraña a las ideas y a la educación [...] 

 Podemos amar sin ser felices y no amar, pero amar y ser felices es un prodigio. 

 Para ser querido, tanto de la familia como de los extraños, es preciso triunfar. 

 Los hombres de gran carácter confiesan sus faltas a sí mismos y ellos mismos las castigan. 

 Sólo se estima al hombre que se estima a sí mismo; sólo se respeta al hombre que se respeta a sí mismo. 

 Cometer errores graves en la juventud es como desgarrar el vestido que va a usarse toda la vida. 

 En todas las épocas de mi vida encontré en mi corazón una fuerza superior a todas las desgracias y miserias. 

 Es tan absurdo pretender que un hombre no pueda amar siempre a la misma mujer, como pretender que un buen violinista no [...] 

 En cuanto nos enamoramos, somos criaturas desprovistas de sentido común. 

 Jamás la mujer quiere a los hombres que se hacen sus maestros, pues maltratan demasiado sus pequeñas vanidades. 

 Un efecto esencial de la elegancia es ocultar sus medios. 

 El amor propio y el interés son parte de un mismo todo: el egoísmo.