Frases Celebres de: Honoré de Balzac

Página 3 de 5 - Resultados 41 - 60 de 90

 El dolor es una luz que nos ilumina la vida. 

 El dolor ennoblece incluso a las personas más vulgares. 

 En todos los casos las mujeres tienen más motivos de dolor que el hombre, padecen más que él. 

 ¡Diplomacia! Ciencia de aquellos que no tienen ninguna y que son profundos como el vacío. 

 La desgracia provoca en ciertas almas un desierto en el que clama la voz de Dios. 

Honoré de Balzac

Etiquetas: Dios

 Horrible condición la del hombre; no hay una sola de sus dichas que no proceda de algo que ignora. 

 Las desgracias sufridas durante la infancia siempre dan cordura. 

 ¡Aquel tiempo feliz en que éramos tan desgraciados! 

 Las almas grandes siempre están dispuestas a hacer una virtud de una desgracia. 

 En cuanto sucede una desgracia, siempre hay un amigo que viene a contárnosla y a escarbar nuestro corazón con un [...] 

 Solemos desear con más violencia las cosas mientras más dificil nos es obtenerlas. 

 Los que desean con fuerza alguna cosa, casi siempre son complacidos por la casualidad. 

 Todos los amantes son diestros en forjarse desdichas. 

 No te dejes deslumbrar por nada y desconfia de todo, principalmente de lo que más te guste. 

 Los que gustan a todo mundo no gustan a nadie y el mayor de todos los defectos es no tener ninguno. 

 Pocas personas muestran sus defectos al desnudo, generalmente cada cual procura vestir un exterior atrayente. 

 Los deberes no son sentimientos; hacer lo que se debe no es hacer lo que agrada. 

 El gran poder que tiene el alma sobre el cuerpo, muere cuando muere la esperanza. 

 Son las buenas costumbres y los nobles hábitos los que producen las más grandes ideas y los más hermosos amores. 

 Es un mérito fuera de lo común, saber juzgar con cordura los tiempos a los que se pertenece.