Frases Celebres de: Marco Tulio Cicerón

Página 3 de 5 - Resultados 41 - 60 de 96

 Estemos siempre atentos para contradecir sin obstinación y dejarnos contradecir sin irritación. 

 Los dioses han existido siempre y nunca han nacido. 

 Generalmente, a mi parecer, la saciedad de todos los deseos engendra saciedad de vivir. 

 El bien del pueblo es la suprema ley. 

 De la misma manera que la fuerza del espíritu supera la del cuerpo, los sufrimientos espirituales son más intensos [...] 

 Estar contentos con lo que poseemos es la más segura y mejor de las riquezas. 

 Dedicarse constantemente a una misma cosa, con frecuencia vence al talento y al arte. 

 Aconsejar y ser aconsejado es propio de la amistad. 

 No hay fortaleza tan bien defendida que no puede conquistarse con el dinero. 

 La victoria es por naturaleza insolente y altanera. 

 Prefiero el testimonio de mi conciencia a cuentos puedan hablar de mí. 

 Grave es el peso de la propia conciencia. 

 De gran peso es el testimonio que la conciencia forma acerca del vicio y la virtud; si lo suprimís, nada permanece. 

 Si un hombre pudiera subir al cielo y contemplar todo el universo, la admiración que le causarían sus bellezas [...] 

 El hambre es el mejor condimento. 

 Hay que comer y beber con tal moderación que nuestras fuerzas se reestructuren y no se recarguen. 

 El placer de los banquetes no debe medirse por la voluptuosidad de los manjares, sino por la compañía de los amigos y [...] 

 La cólera es una demencia pasajera. 

 Son siempre más sinceras las cosas que decimos cuando el ánimo se siente airado que cuando está tranquilo. 

 Es necesario procurar que el castigo no sea mayor a la culpa.