Frase Celebre de: William Shakespeare

4.3/5 (3 votos)


Palabras: 26
Caracteres: 155
Vistas: 492

 Como las ratas que tragan vorazmente su propio veneno, nuestras inclinaciones corren detrás de un mal del que están sedientas y, cuando debemos, morimos.