Frase Celebre de: Miguel de Cervantes Saavedra

2.0/5 (3 votos)


Palabras: 16
Caracteres: 90
Vistas: 757

 Es querer atar las lenguas de los maledicentes lo mismo que querer poner puertas al campo.