Frases Celebres de: alma

Página 1 de 3 - Resultados 1 - 20 de 44

 El alma siempre sabe como sanarse a sí misma. El desafío es silenciar la mente. 

Anónimo

Etiquetas: Alma

 Si hubiera un espejo que reflejara nuestra alma, muchos se asustarían cuando vieran su reflejo. 

Jumo

Etiquetas: Alma

 Soy el amo de mi destino, Soy el capitán de mi alma. 

 La calma absoluta no es la ley del océano. Lo mismo ocurre en el océano de la vida. 

Paulo Coelho

Etiquetas: Calma

 Cuando una cosa no agrada por completo y no hay otra que poner en su lugar, lo mejor es dejarlo al tiempo y esperar con [...] 

 En toda alma, aun en las débiles, a todo violento dolor sucede un sentimiento de calma, pues si los sentimientos son [...] 

 No hay más calma que la engendrada por la razón. 

 La calma es propia de la razón y el desdén conviene a la independencia individual. 

 El hombre superior no abandona su calmosa dignidad, posee la gloria del mundo, permanece retirado en sí mismo. 

Lao-Tsé

Etiquetas: Calma

 Tened calma al discutir pues la violencia convierte el error en falta y la verdad en descortesía. 

George Herbert

Etiquetas: Calma

 Los humanistas gustan encontrar la calma en la benevolencia y en ella también encuentran utilidad los que poseen la [...] 

Confucio

Etiquetas: Calma

 El alma no es un vaso que hay que llenar, sino un hogar que es preciso calentar. 

Plutarco

Etiquetas: Alma

 El espíritu se desarrolla y declina con el cuerpo. 

 Cada alma es y se convierte en lo que contempla. 

Plotino

Etiquetas: Alma

 No hay alma sin cuerpo. Sólo Dios está completamente desprovisto de cuerpo. 

 El alma más fuerte y mejor construida es la que no se enorgullece ni envenena con los éxitos y a la que no doblegan [...] 

Plutarco

Etiquetas: Alma

 Acostada en medio de desdicha, el alma ve mucho. 

Sófocles

Etiquetas: Alma

 El alma sin cuerpo es una quimera, puesto que nada nos ha revelado nunca ese modo de existir. 

 Odio las almas estrechas, sin bálsamo ni veneno; hechas sin nada malo ni bueno. 

 En los festines recuerda que tienes dos invitados: el cuerpo y el alma. Lo que le des al cuerpo lo perderás muy luego. [...] 

Epicteto

Etiquetas: Alma